Imprimir

Cocido gallego

Cuando llega el invierno en todos los hogares empieza a oler a cocido, y precisamente en España, podemos presumir de la gran variedad de cocidos que ofrece nuestra gastronomía.

El cocido gallego se caracteriza por ser un homenaje al cerdo y por lo tanto uno de los más abundantes y variados.

Para preparar este plato lo primero que se necesita es “tiempo”, tiempo para prepararlo y tiempo para comerlo y disfrutar desde el primer al último bocado.

 

 

Ingredientes para 8 personas

    Productos de terneragalicia.es:

  • ½ kg de carne de ternera ,puede ser morcillo, falda, aguja con o sin hueso, u otra. A gusto.
  • 1/2 pollo, preferiblemente de corral.
  • 1 oreja de cerdo salada.
  • ½ morro salado.
  • 1 rabo de cerdo salado.
  • 1 lengua de cerdo salada.
  • ½ kg de costilla de cerdo salada.
  • ½ kg lacón.
  • ¼ kg de panceta.
  • 4 chorizos.
  • Huesos de tuétano (mínimo 2).
  • 1 trozo de unto (opcional).
  • Verduras:

  • 1 repollo grande, o 1 kg de grelos (lo que más te guste).
  • ¼ kg de garbanzos.
  • 1 patata por persona.
  • 1 puñado de alubias blancas.
  • Sal

Preparación

12 horas antes de hacer el cocido poner en remojo por un lado la oreja, el rabo, la lengua, la costilla, el lacón y la panceta, y por otro los garbanzos.

Necesitas una olla grande, tiene que ser lo suficientemente grande como para que entren todos los ingredientes y el agua encargada de crear el exquisito “caldo gallego”. Llenar la olla de agua hasta la mitad o un poquito más y poner al fuego con el puñado de alubias.

Cuando rompa a hervir añadiremos todas las carnes y los huesos y dejaremos cocer a medio fuego durante 1 hora y media aproximadamente. A lo largo de este tiempo iremos retirando a una bandeja aquellos productos que ya estén cocinados. Los huesos de tuétano suelen estar listos en una media hora, pero los tiempos de cocción dependen mucho del tipo de cocina, así que aconsejo ir pinchando los alimentos e ir sacando según vayan estando preparados.

Un poco antes de comenzar a sacar las carnes, probaremos el caldo y rectificaremos de sal, en ocasiones, no es necesario añadir sal al cocido ya que las carnes del cerdo van a aportar la cantidad suficiente.

Para preparar los garbanzos yo aconsejo que cuando retiremos los huesos del cocido, se saque parte del caldo a otra olla más pequeña y se preparen los garbanzos en ésta durante 1 hora o más, depende de los garbanzos. Otra opción es añadirlos junto con las carnes dentro de una bolsa especial para legumbres y retirarlos cuando estén listos.

Cuando todas las carnes estén preparadas y retiradas de la olla, añadiremos el repollo cortado en cuartos, y/o los grelos, encima las patatas enteras y dejaremos que se cuezan, para saber el tiempo de cocción, pincha la patata.

Una vez estén listas las verduras, volveremos a meter en la olla todas las carnes para que vuelvan a coger temperatura y apagaremos el fuego.

Presentación

Para servir, cortamos las carnes en trozos y en diferentes bandejas colocamos, por un lado las carnes, por otro las verduras y en otra los garbanzos. Solamente queda disfrutar de este exquisito plato.

Consejos

En muchos hogares, antes de comer el cocido, se sirve un poco de caldo con un poco de repollo o grelos o se añade pasta y se prepara una sopa exquisita.

No es necesario añadir todas las piezas de cerdo de la lista de ingredientes, elige las que más te gusten entre la cara, la oreja, el rabo , el morro y la lengua.

Con lo que te sobre del cocido puedes preparar unas riquísimas croquetas, o ropa vieja y el caldo lo puedes servir tal cual o preparar una riquísima sopa. En la nevera puede aguantar varios días.